+34 93 622 2146 protecmed@protecmed.com
IS | IN

PROTECMED ha realizado el diseño, la ingeniería de detalle, suministro, montaje y puesta en marcha de la planta depuradora residuos líquidos y lixiviados generados en el Complejo Medioambiental de Gestión de Residuos de la Mancomunidad del Este en Loeches. El sistema de tratamiento consiste en una primera fase físico química seguida de un sistema concentrativo de osmosis inversa de dos etapas con módulos de OI de canal abierto.

leached osmosis

Se ha suministrado el bombeo de alimentación, tanque de homogeneización y neutralización, tratamiento físico-químico, flotador de aire disuelto DAF, tanque APQ de acido sulfúrico concentrado, planta containerizada de Osmosis Inversa y torre de desgasificación. La Osmosis Inversa dispone de filtración de arena automática, filtración de cartucho, bombas de alta presión, sistema de limpieza de membranas y dos etapas completas de lixiviado y de permeado.

La depuradora tiene una capacidad hidráulica de hasta 150 m3/día, lo que permitirá tratar todo el lixiviado y demás residuos líquidos generados por el CMR de Loeches.

Como fabricante PROTECMED ha utilizado los mejores materiales y los equipos de la mejor calidad. El cuadro eléctrico, la lógica de funcionamiento y toda la programación del PLC ha sido diseñada e implementada por técnicos de PROTECMED.

La planta de tratamiento construida presenta las siguientes ventajas:

  • Sistema compacto, construido y probado totalmente en fábrica.
  • Dado que el proceso de separación de contaminantes por ósmosis inversa es de carácter físico, ésta planta presenta una gran estabilidad y flexibilidad frente a las variaciones que se puedan producir en la calidad del lixiviado y otras AARR a tratar, siempre y cuando no se superen los límites críticos del proceso.
  • La utilización de módulos de osmosis “en canal abierto”, hace imposible que se acumule ensuciamiento irreversible sobre las membranas durante el proceso, siempre y cuando el sistema trabaje con los parámetros de presión, pH, rendimiento y limpieza química adecuados.
  • Los principales parámetros de operación de la planta son controlados automáticamente por el PLC: presión, temperatura, pH, conductividad y caudal. En continuo y también de forma remota es posible en todo momento conocer la situación de la máquina y controlar su funcionamiento. Es posible la visualización on-line del estado de todo el sistema y parámetros de control, seguimiento de la operación de la planta a través de históricos, modificación de las consignas de funcionamiento cuando sea necesario, notificación de alarmas y registro de datos.
  • La calidad del permeado, el agua tratada, será siempre excelente, independientemente de las variaciones de carga que reciban los módulos de ósmosis. Esa agua tratada podrá ser recuperada y reutilizada para diversos usos dentro del CMR.

leached osmosis